¿Cómo actúan las rayas de una cebra como camuflaje?

Para los humanos, las rayas de una cebra sobresalen como un pulgar dolorido, por lo que es difícil imaginar que las rayas actúen como camuflaje. Los zoólogos creen que las rayas ofrecen protección a las cebras contra los depredadores de un par de maneras diferentes.

El primero es un patrón de camuflaje simple, muy parecido al tipo que usan los militares en su diseño de fatiga. Las líneas onduladas de una cebra se mezclan con las líneas onduladas de la hierba alta que la rodea. No importa que las rayas de la cebra sean blancas y negras y que las líneas de la hierba sean amarillas, marrones o verdes, porque el principal depredador de la cebra, el león, es daltónico. El patrón del camuflaje es mucho más importante que su color, a la hora de esconderse de estos depredadores. Si una cebra está parada en un entorno similar, un león puede pasarla por alto por completo.

Este beneficio puede ayudar a una cebra individual en algunas situaciones, pero el medio de protección más significativo tiene que ver con las manadas de cebras. Las cebras suelen viajar en grandes grupos, en los que se mantienen muy cerca unas de otras. Incluso con su patrón de camuflaje, es muy poco probable que una gran reunión de cebras pueda escapar de la atención de un león, pero sus rayas les ayudan a usar este gran tamaño para su ventaja. Cuando todas las cebras se mantienen juntas como un gran grupo, el patrón de las rayas de cada cebra se mezcla con las rayas de las cebras a su alrededor. Esto es confuso para el león, que ve una gran masa rayada en movimiento en lugar de muchas cebras individuales. El león tiene problemas para elegir una cebra, por lo que no tiene un buen plan de ataque. Es difícil para el león incluso reconocer en qué dirección se mueve cada cebra: imagina la diferencia entre perseguir a un animal y cargar contra una masa amorfa de animales que se mueven en todas direcciones. La incapacidad del león para distinguir las cebras también hace que le resulte más difícil apuntar y rastrear a las cebras más débiles de la manada.

Entonces, ¿las rayas de cebra confunden a las cebras tanto como confunden a los leones? Por extraño que parezca, mientras que las cebras son indistinguibles de otros animales, las rayas de cebra en realidad ayudan a las cebras a reconocerse entre sí. Los patrones de rayas son como las huellas dactilares de las cebras: cada cebra tiene una disposición ligeramente diferente. Los zoólogos creen que así es como las cebras distinguen quién es quién en una manada de cebras. Esto ciertamente tiene beneficios significativos. Una yegua cebra y su potro pueden seguirse el uno al otro en la manada grande, por ejemplo, y una cebra puede distinguir muy rápidamente su propia manada de otra. Esto también ayuda a los investigadores humanos, porque les permite rastrear cebras particulares en la naturaleza.

­

Deja un comentario