5 maneras en que los gatos enseñan responsabilidad a los niños

Ser responsable no tiene por qué ser aburrido. Los niños pueden aprender mucho sobre el cuidado de todo su ser físico y mental, incluida la parte que necesita para divertirse, al pasar tiempo con un felino.

El juego es una necesidad para que los gatitos aprendan a cazar y defenderse en la naturaleza, y estos instintos no desaparecen solo porque se domestica a un gato. Cuando tu gato golpea un juguete o salta en el aire para aplastar una mosca (o un brazalete, o nada en absoluto), puede parecer que está perdiendo el tiempo. Sin embargo, estas acciones refuerzan las habilidades que cualquier gato necesitaría para sobrevivir en la naturaleza, como cuando el Sr. Miyagi le dice a Daniel que «se encera, se quita la cera», en realidad están desarrollando músculos y reflejos. Del mismo modo, cuando los niños juegan con amigos o participan en actividades como artes o deportes, aprenden una variedad de habilidades para la vida, desde el trabajo en equipo y la creatividad hasta la forma física y la resolución de problemas.

Anime a sus hijos a que también pasen tiempo jugando con su gato. Tanto los gatos como los niños necesitan el ejercicio mental y físico que proporciona el tiempo de juego, y el vínculo creado ayudará a su hijo a convertirse en un adulto responsable y afectuoso.

Deja un comentario